Joaquín Cosío

Por Laura Hiros

Con más de treinta películas en su haber el actor,
literato y académico mexicano Joaquín Cosío, conocido
internacionalmente por su personaje del General
Medrano en la vigésimo segunda película de James
Bond,
Quantum of Solace; llegó al Metroplex para
promocionar el nuevo blockbuster  en el que también
aparece como “el malo”. En esta ocasión no es Daniel
Craig sino Johnny  Depp su antagonista. El nombre de
la nueva cinta de Disney es
The Lone Ranger o como
se le conoce mejor en el mundo de habla hispana: El
Llanero Solitario.

En entrevista con La Estrella Digital el histrión declaró
que la experiencia de trabajar en “El Llanero Solitario”
fue una con la que no esperaba contar en su vida
profesional, “fue una gran sorpresa, crecí con el llanero
solitario, de hecho fue uno de mis primeros encuentros
con el cine y uno de mis recuerdos de infancia. Ahora,
trabajar en una producción así y en una película que
puede representar tanto fue todo un gusto, ¿Quién no
jugó a los vaqueros y ladrones? Ahora me tocó ser el
ladrón, y fue todo un placer, la verdad la película me
impresionó mucho”.
Todos los derechos reservados
Rincón de cine
Oriundo de Nayarit, con gran parte de su vida en Ciudad Juárez, Chihuahua Joaquín inició su labor histriónica en 1983, logrando hacerse
de renombre en los escenarios teatrales, para después descubrir el cine y dejar su marca en la pantalla platinada tanto en su natal
México como en el extranjero”

“Hollywood ha sido una experiencia muy afortunada, pero la verdad nunca me preocupé por formar parte de él, ha sido una consecuencia
de mi trabajo —dice el ganador del Ariel (los premios que presenta la Academia Mexicana de Cinematografía)—, de pronto me
empezaron a llamar para hacer audiciones, como lo hacemos miles de actores en el mundo; haces tu prueba y si te quedas pues te
quedas; así me llamaron para hacer el James Bond y de ahí han surgido otras oportunidades en Estados Unidos”, entre las que
destacan su labor en Savages de
Oliver Stone o su próxima película de suspenso A Night in Old Mexico en donde aparecerá al lado de
Robert Duvall.

En “El Llanero Solitario” Joaquín da vida a Jesús, un ladrón al que Tonto (Johnny Depp) y el Llanero Solitario (Armie Hammer) le siguen el
paso. Para prepararse para su personaje Joaquín se basa en la palabra escrita, “el guión te va planteando ciertas exigencias de acuerdo
a la ambición que te puede generar el personaje, desde preparación física, hasta un tratamiento mental; lo más importante para mí y
donde puede estar la garantía de una cinta es en un buen guión”.

Cosío ama la actuación, pero también fue profesor universitario por muchos años y es ganador del Premio Nacional de Literatura de su
país; sobre la idea de escribir su propio guión comenta, “podría hacerlo, pero no es algo que me ocupe o me preocupe, mi carrera es
actuar, escribo desde muy joven, pero no es una actividad que asuma con el mismo rigor y disciplina que la actuación, es una actividad
de mi intimidad y mi mundo personal”, indica.

El actor que no puede escoger entre hacer teatro o cine, dice que su escena favorita en  The Lone Ranger es donde se enfrenta al llanero
solitario poco antes de morir, “una escena muy simpática de acción sobre un tren en movimiento en donde llevamos el trabajo del actor
al extremo, Gore (el director Gore Verbinski, el responsable de la serie de películas de
Los piratas del Caribe) confía en sus actores, le
gusta que ellos hagan las escenas de peligro y eso aunque a veces da miedo le da más calidad a la cinta”.

Para concluir Cosío asegura que participar en
The Lone Ranger representa un gran orgullo para él  y esa es su ganancia, “finalmente lo
mejor de una película es hacerla, trabajar en el set y vivir el personaje, todo lo que pase después solo hay que agradecerlo”.

*Como se publicó en Diario La Estrella
Joaquín Cosío uno de los grandes actores del cine mexicano, que ahora deja su huella en
The Lone Ranger.
VIDEO
FOTO
AUDIO
Entrevistas
PÁGINA PRINCIPAL