Amor creativo frente y detrás de las cámaras:
Creadores y protagonistas de
Ruby Sparks visitan Dallas

Por Laura Hiros


La película que está predestinada a ser una de las mejores comedias de cine independiente de este 2012, Ruby Sparks, nace del
especial afecto que los directores de
Little Miss Sunshine, Jonathan Dayton  y Valerie Faris, sintieron al leer el guión de la escritora y
protagonista Zoe Kazan, sobre el amor entre pareja, la pasión de un creador y la tentación de quien tiene el poder en una relación.

La fábula amorosa de Calvin Weir-Fields (Paul Dano)  y Ruby Sparks (Kazan) se basa según dice la misma guionista de apenas 28
años, en el mito griego de Pigmalión, quién cansando de buscar a la mujer perfecta, se creó una a la medida.
































Las parejas en la vida real de directores y protagonistas estuvieron en Dallas promocionando la película y confesando lo mucho que
disfrutaron de trabajar juntos, “Valerie y Jonathan fueron nuestra primera opción de directores, así que fuimos tremendamente
afortunados de que todo funcionara y ellos aceptarán dirigir nuestra película”, aseguraron Paul y Zoe durante su entrevista, mientras que
Dayton y Faris complementaron terminando uno las frases del otro que “fue un privilegio trabajar con actores tan comprometidos con su
obra en un ambiente tan extraordinario, esperamos que todo lo que se vivió durante la filmación se transfiera de alguna forma en la
pantalla”.

La historia es la del joven genio de la literatura, el inseguro, introvertido y famosísimo escritor Calvin, quien recibe la tarea de su
psiquiatra (Elliot Gould) , de escribir en una página, un cuento sobre su perro Scotty (por F. Scott Fitzgerald) para tratar de superar el
bloqueo de escritor por el que está pasando. Lo que surge de esa página es una deliciosa jovencita pelirroja de nombre Ruby Sparks
que es el sueño de Calvin cuando se habla de mujeres, y lo más impresionante es que después de algunas páginas ese sueño
creativo se hace literalmente realidad.














































posible por eso no temimos entrar en lugares oscuros- a lo que interrumpe Dayton- que muchas veces no hacen feliz a Hollywood”.

Con extraordinarias actuaciones secundarias como la de Chris Messina como Harry el hermano de Calvin, personaje que presenta en
la pantalla todas las dudas del auditorio, o Gertrude (Annette Bening) la madre hippie de Calvin que junto a su padrastro Mort (Antonio
Banderas) completan la parte de comedia, se logra que todas las escenas ensayadas en el garaje de Dayton y Faris alcancen su
máxima expresión en el celuloide.

Kazan se lanza a la difícil tarea de profundizar en un mito griego con una comedia romántica, con la ayuda del galardonado
cinematógrafo Matthew Libatique y la música de Nick Urata, excelentes actuaciones, un poderoso guión y una dirección impecable el
resultado es una cinta que le brindará lo que pocas: risas, incertidumbre y sobre todo algo en qué pensar. En palabras de Faris y para
concluir “nosotros hacemos películas por amor, esperamos que se note”.


Ruby Sparks
Comedia romántica
Dirige: Jonathan Dayton y Valerie Faris
Actúan: Paul Dano, Zoe Kazan, Chris Messina, Elliot Gould, Annette Bening, Antonio Banderas, entre otros.
Clasificación: R por lenguaje soez, incluyendo referencias sexuales, uso de drogas
104 min.




*Como se envío para publicación en
La Estrella en Casa.
Todos los derechos reservados
Rincón de cine
Mala
Regular
Buena
Excelente
Extraordinaria
Valerie Faris (atrás izquierda),
Jonathan Dayton (atrás derecha),
Paul Dano y Zoe Kazan en
primer plano durante la
grabación de
Ruby Sparks.
Izquierda. Paul Dano y su pareja, la guionista y
actriz Zoe Kazan durante su visita a Dallas.
Abajo la pareja de directores Jonathan Dayton y
Valerie Faris durante la promoción de la cinta
en el Metroplex.
Aunque al principio Calvin cree que
finalmente se volvió loco, se tarda poco
en entender que Ruby se ha
materializado, para posteriormente
entrar en la tentación de escribir más
páginas cada vez que “su creación
hecha mujer” no hace exactamente lo
que él quiere. Ahí el punto de la comedia
y también el de la tragedia en esta
historia.

“No nos besamos como en dos
semanas, para presentar la química de
lo nuevo en pantalla- dice Kazan entre
sonrisas abrazando a Dano, con quien
vive en Nueva York y lleva más de cinco
años como pareja-, no nos dan
suficiente crédito por ello”.
La nieta del director ganador del Oscar
Elia Kazan e hija de reconocidos
guionistas Nicholas Kazan y Robin
Swicord, quien próximamente seguirá su
carrera como actriz en teatro al lado de
Daniel Radcliffe, se reconoce como una
perfeccionista y controladora, por lo que
acepta haber tenido muchísima suerte
con la participación de un grupo tan
relajado y excepcionalmente preparado.
“El control máximo es una ilusión, tengo
algunos problemas con eso, sino no
hubiera escrito una película sobre el tema,
pero creo que finalmente lo que el control
freak quiere es que alguien competente
tome el control”, dice Kazan.

Faris por su parte asegura que en la cinta
desearon mostrar que las relaciones
amorosas son difíciles y dolorosas “y
aunque está película tiene elementos de
magia queríamos que fuera lo más real
Entrevistas