Todos los derechos reservados
Rincón de cine

Benjamin y Peter Bratt su misión hecha película
Por Laura Hiros


El estereotipo de la cultura latina, esa que se jacta de los machos, de arreglar todo a golpes, de su intolerancia absoluta ante la
homosexualidad y sus problemas con el alcohol; sí, eso es parte de la poderosa trama de la nueva cinta protagonizada por
Benjamin Pratt, escrita y dirigida por su hermano Peter Bratt y producida por ambos; pero también ahí, en la cinta, se muestra el
sentido de orgullo de un pueblo con tradiciones ancestrales, un grupo respetuoso y multifacético que lucha día a día por demostrar
su calidad como seres humanos y su valía como habitantes de esta nación, de eso y mucho más se trata
La Mission y los
hermanos Bratt estuvieron en Dallas para hablar de la aventura que emprenden juntos, frente y detrás de cámaras.

Che Rivera (Benjamin Pratt) es un ex convicto, ex alcohólico, súper macho tatuado, con un orgullo exacerbado por sus raíces
latinas, la virgen de Guadalupe y los autos (lowriders) que reconstruye. Su mundo aparenta estar bajo control, conduciendo un
camión de ruta en su barrio, La Mission, en San Francisco, hasta que descubre que su único hijo, su orgullo y su esperanza; es
homosexual. En ese momento tendrá que recurrir a toda su fortaleza interior para convertirse en un padre responsable y en un ser
humano completo.































“Todo empezó por mi curiosidad sobre las fuentes de violencia y como las relacionamos con la masculinidad —dice Peter Bratt
sentado al lado de Benjamin—, para mí el personaje de mi hermano es el arquetipo de un hombre que ha crecido con la violencia
como única forma de relacionarse con el mundo y cuando enfrenta la homosexualidad de su hijo tiene que separarse de todo eso y
crecer como ser humano”.

La cinta se filmó en su totalidad en el barrio de La Mission, lugar en donde se criaron los hermanos Bratt, bajo la poderosa
influencia de su madre una indígena peruana, enfermera de profesión que llegó a Estados Unidos con apenas 14 años y que tuvo
la fortaleza para sacar adelante a sus hijos como madre soltera y enseñarles el orgullo de su sangre indígena.

Benjamin asegura que fue un placer filmar en el lugar en donde aún residen muchos de los integrantes de su familia directa, “no
regresamos a nuestras raíces, nos dedicamos a celebrar algo que amamos. El personaje del Che, Peter lo basó en un conocido
de nombre Che, él fundó uno de los clubs de autos antiguos del barrio y es un conductor de camión de ruta que sigue viviendo en
‘la misión’; lo único diferente es que él no tiene un hijo homosexual. Pero sí tiene una personalidad impresionante, es casi de otra
era —es “un veterano” interrumpe Peter y continúa Benjamin—, sólo maneja autos de los 60 o más antiguos, para mí como actor
fue una gran fuente de inspiración”.

A los amigos del barrio “les encantó la película, la gente salía del cine con un tremendo orgullo de sus raíces, ver a la comunidad
latina representada tridimensionalmente les impactó, pues todos sabemos que cuando Hollywood saca una cinta sobre latinos, no
son multidimensionales ni precisos, lo que tratamos con esta La Mission, además de los temas tabú, fue capturar el balance de la
vida de estos seres humanos”, dice Benjamin.

Y Peter continúa “sí, en esta película no hay una sola historia de latinos, o una sola historia de nuestro barrio, los latinos somos
muy complejos, venimos en todos tamaños y colores, esta cinta que aunque es muy urbana y específica de la cultura latina, está
resonando entre otras minorías, como la afroamericana y la homosexual”.

Y para cerrar los hermanos dan su opinión sobre lo que está ocurriendo en Arizona, con la firma por parte de la gobernadora de la
ley que criminaliza a los inmigrantes indocumentados, “es increíble— dice Peter—, detestable— continúa Benjamin—, es
apartheid”, concuerdan, esperando que pronto se plantee la posibilidad de una reforma inmigratoria.

Con una emoción contagiosa y en voz pausada los hermanos siguen completando sus frases e hilando sus ideas, reconociendo
que están fascinados de que el destino les permita trabajar juntos en el medio que ambos aman y ahora hasta crear una compañía
de producción llamada 5 Stick Film para producir los guiones que escriba Peter y lo que se les cruce por el camino en el futuro.


La Mission
Drama
Dirige: Peter Pratt
Actúan: Benjamin Pratt, Erika Alexander, Jeremy Ray Valdez, Jesse Borrego, Talisa Soto Bratt, entre otros.
Clasificación: R por lenguaje, violencia y contenido sexual
117 min.




*Como se publicó en Diario La Estrella
PAGINA PRINCIPAL
Reseñas y criticas
Mala
Regular
Buena
Excelente
Extraordinaria
Benjamin y Peter Bratt durante la entrevista en Dallas para la promoción de su nueva cinta La Mission.