Todos los derechos reservados
Rincón de cine


Black Swan


Por Laura Hiros

Drama
Dirige: Darren Aronofsky
Actúan: Natalie Portman, Mila Kunis, Vincent Cassel, Barbara Hershey, Winona Ryder, entre otros.
Clasificación: R desnudos, violencia, sexualidad
103 min


Darren Aronofsky el director de The Wrestler, sabe como grabarte una imagen en la cabeza para que no se borre jamás, y su más
reciente cinta,
Black Swan, cuya traducción literal sería El cisne negro, es una de esas películas que estruja, se burla de la psique del
espectador y lo deja como “trapo sucio” después de una atropellada querella cerebral.

La historia es bastante sencilla en apariencia, una bailarina perfeccionista (Natalie Portman) que parece haber alcanzado por fin la tan
ansiada fama. El lugar, el Ballet de la Ciudad de Nueva York; el personaje, una interpretación dual del cisne blanco y el cisne negro en
El
lago de los cisnes
; el resultado el viaje mental más osado que haya presentado cualquier cinta en este 2010.






























Aronofsky nos lleva por la mente de Nina (Portman), su vida es perfecta y “armoniosa”, su madre Erica (Barbara Hershey) cuida cada
paso de su trayectoria profesional, vela por su alimentación, su sueño, sus calentamientos y, juntas han logrado que Nina sea la
personificación de la perfección en una bailarina de ballet clásico.

Thomas Leroy (Vincent Cassel) el director artístico del Ballet de la Ciudad de Nueva York ha notado la perseverancia de Nina y decide
que ella es la indicada para darle vida al cisne blanco, ahora que la prima ballerina de la corporación, Beth MacIntyre (Winona Ryder) se
retira de los escenarios. Sin embargo, hay otra bailarina en la mente de Leroy para darle vida al cisne negro, su nombre es Lily (la
guapísima Mila Kunis), el problema es que sólo una de ellas se quedará con los dos personajes. La presión y la obsesión de perfección
llegarán a niveles enfermizos en la mente y cuerpo de Nina.

Black Swan es una de esas películas que agarra “despacito”, que se toma su tiempo para atrapar al espectador y colocarlo justo en
donde el director lo quiere, justo ahí en donde le va a descargar toda la madeja de angustia psicológica en una serie de escenas que le
pondrán la carne de gallina. Pero lo más interesante en las cintas de Aronofsky es que se clavan en lo más profundo del subconsciente y
siguen al espectador por mucho tiempo después de que abandona la sala de cine.

Portman se lanza con toda su capacidad histriónica y sale avante con la película sobre sus hombros, en un papel de maniaca, depresiva
y obsesiva que sería el mejor caso de estudio para un afamado psiquiatra. La revelación de la cinta, Mila Kunis, la chica que alcanzara la
fama en la serie televisiva That 70’s Show, y que además de bella es capaz de despertar las más bajas pasiones y junto con Portman
presentan una escena lésbica que definitivamente va a agredir a las mentes conservadoras. Vincent Cassel, por fin en un papel
protagónico, regalando una actuación impecable.

Black Swan, cuenta con escenas de enorme belleza, tan perfectamente ejecutadas como las coreografías de ballet que narra en algunas
de sus tomas, pero también (y ahí está el truco), cuenta con personajes fuertes, bien definidos, obsesivos, ególatras, perfeccionistas,
abusadores, y completamente consumidos por sus pasiones; todos los elementos de un buen “coctel molotov” para la mente. Y por tal
motivo está película se va a llevar un par de nominaciones al Oscar®.

Si no desea que alguien le provoque desosiego mental, ni que imágenes de cisnes humanos con plumas desgarrando su piel se
queden clavadas en su mente por un par de días (si bien le va), entonces mejor váyase a cenar. Pero si es valiente y se atreve a tomar el
viaje que Aronofsky le propone, con la bella Portman como guía, no se va a arrepentir.

*Como se publicó en Diario La Estrella
PÁGINA PRINCIPAL
Reseñas y críticas
Mala
Regular
Buena
Excelente
Extraordinaria
Natalie Portman (Nina) en una escena de Black Swan.